lunes, 26 de octubre de 2009

Marco teorico

Muchos estudiantes de la I.E.H.V.B carecen de buenos hábitos de limpieza al no utilizar correctamente los baños. A esto se suma la suciedad y olores nauseabundos en la mayoría de los colegios, donde, al parecer, se estaría descuidando la higiene y la orientación a niños y jóvenes.

Utilizar un servicio tan básico se ha convertido en un suplicio para muchos alumnos, que prefieren “aguantarse hasta la salida, antes que soportar los malos olores y suciedad”, según manifestaron algunas muchachas consultadas.

De acuerdo con la opinión vertida por directores de la institución, la falta de limpieza en los baños se debe al mal estado de los tanques de agua, o también hay veces que los estudiantes continuamente lo arruinan.
”El año entero enseñan cómo usar los baño y donde depositar los papeles. En la lista de útiles piden un rollo de papel higiénico que usaremos durante la gestión, pero para muchos alumnos el baño es un lujo”, contó una maestra.
Uno de los principales problemas en los colegios es la falta de conciencia en los alumnos sobre el cuidado de los baños.
A esta idea también se sumó el grupo quien aportamos, que los tanques a veces no duran ni una semana por el descuido de algunos niños y adolescentes.

”En un colegio se encontraron incrustadas en el inodoro botellas con trago, sostenes, calzones y hasta piedras. En los baños con baterías modernas sacan los accesorios que pueden, o trancan el botón con lápices y bolígrafos, realmente hace mucho la educación en el hogar”.
Los gérmenes que se acumulan en los inodoros por falta de limpieza y desinfección en los baños ocasiona infecciones en las estudiantes; una ginecóloga informó que por mes acuden a su consulta un promedio de cinco niñas entre cuatro a 10 años y 35 adolescentes entre 10 a 17 años de edad por infecciones adquiridas en los retretes.
Las infecciones más comunes que trata son de hongos y vulvovaginitis, pero en los establecimientos que comparten baños los niveles de primaria y secundaria existe el peligro de contagio de otros virus que pueden vivir en el exterior del organismo varias horas, ya que algunos estudiantes hombres y mujeres llevan una vida sexual activa y en muchos casos promiscua.
Si las infecciones no son tratadas a tiempo pueden ocasionar excoriaciones y úlceras provocando mucho dolor y molestias a las niñas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada